Skip to Content

AFBAmerican Foundation®
for the Blind

Expanding possibilities for people with vision loss

Lección 15: Cómo vestirse para el éxito y cuidar de su ropa

Read in English

Bolsa de malla para distinguir las prendas, colgada en la manija de la puerta

Antes de perder la vista, posiblemente iba a su armario y escogía un par de pantalones caprí azul marino, una blusa beige sin mangas, el suéter a rayas de color beige y azul marino y cualquiera de sus tres pares de zapatos que combinaban con su atuendo y salía a enfrentar su día. Si ha perdido toda la visión o parte de ella, quizás no se sienta confiado al momento de combinar su ropa o de encontrar la camiseta especifica que va bien con sus mahones favoritos, o quizás no se sienta seguro al momento de combinar colores o de notar posibles manchas en su ropa. Quizás, su problema sea separar la ropa sucia antes de lavarla. Quizás, le gusta ponerse ropa de algodón, la cual usualmente necesita ser planchada, pero ahora tiene miedo de quemarse. Las técnicas y sugerencias para estos y otros aspectos de las necesidades del cuidado de la ropa que se incluyen en esta lección le darán la confianza que necesita a medida que las vaya incorporando a su rutina diaria.

Objetivos de la lección

  • Comprar ropa nueva;
  • Identificar y tratar las manchas en la ropa;
  • Separar la ropa para lavarla;
  • Organizar, etiquetar y medir productos de lavandería;
  • Adaptar y configurar la lavadora y la secadora y consejos adicionales;
  • Comprar electrodomésticos nuevos;
  • Usar la plancha y tabla de planchar de forma segura;
  • Organizar y etiquetar los materiales de costura;
  • Enhebrar dos tipos de agujas;
  • Poner botones y reparar dobladillos.

Haga clic aquí para revisar los controles de aprendizaje antes de leer la lección.

Cómo comprar ropa

Esperamos que los métodos para organizar su ropa descritos en la Lección 9 le estén sirviendo de ayuda. Por ejemplo, toma menos tiempo vestirse cuando su armario está organizado por categorías o cuando cuelga los conjuntos completos juntos. El identificar las prendas por su textura, diseño o mediante la alteración de las etiquetas, posiblemente haya incrementado su confianza al momento de crear un conjunto. Quizás incluso haya comprado un identificador de colores. Ahora que conoce algunas técnicas para vestirse para el éxito, ¡es hora de ir de compras!

En realidad, los estilos de ropa cambian con las estaciones y es posible que tenga algunas preocupaciones en cuanto a mantenerse al día con la moda si su visión es limitada. Posiblemente también le preocupe saber cuáles estilos y colores le van mejor a usted. Lo más probable es que ya tenga uno o dos amigos de confianza que le ayudan a comprar la ropa. Si no es así, consiga a alguien de confianza, que sepa de colores y estilos, y que realmente sea honesto al momento de decirle si la ropa le queda bien o no. Muchas tiendas de ropa tienen a la disposición de sus clientes asistentes personales de compras que por lo general son muy serviciales. Conozca los asistentes personales en las tiendas donde compra con mayor frecuencia.

Podría ser útil realizarse un análisis de color, el cual le puede ayudar a identificar qué colores le favorecen más. Llevar muestras de estos colores consigo cuando sale de compras es muy ventajoso, especialmente porque los nombres de los colores cambian y se crean nuevos colores para cada temporada. Si Ud. perdió la vista de adulto, probablemente se recuerde muy bien de muchos de los colores, pero los colores que nunca ha visto le pueden ocasionar problemas. Posiblemente no conozca el verde "fiesta jardín" o el rojo "Santa Fe".

Comprar ropa es una de esas ocasiones en las que uno debe utilizar sus habilidades de abogar por sí mismo. Usted sabe que el color rojo azulado le favorece muy bien, mientras que el rojo anaranjado no tanto. Cuando salga de compras, es importante que sepa si el suéter rojo Santa Fe es "rojo azulado" o "rojo anaranjado", antes de comprarlo. Pídale al empleado de la tienda que compare el color con uno que Ud. conoce o, al comprar, no se desvíe de los colores que efectivamente conoce. Muchas tiendas usan una paleta de colores que diferencia los colores de la ropa que ellos venden de los de otras tiendas. Una vez que se familiarice con la paleta de colores de una tienda, quizás se dé cuenta de que el rojo Santa Fe le queda fenomenal y continúe comprando prendas de ese color.

Comprar ropa en línea también puede ayudar con la combinación de los colores. Muchas tiendas tienen una página web donde describen y categorizan los colores y estilos de los artículos que venden. Si está familiarizado con la marca o el almacén, el comprar prendas que combinan o que están de moda para la temporada, está a solo un clic de distancia.

Cómo cuidar la ropa

¿No sería maravilloso si la ropa nunca se ensuciara, arrugara o manchara? Parecería que algunos tipos de tela se arrugan antes de salir de casa. No importa cuán cuidadoso sea Ud., la comida siempre se cae en la corbata, la camisa o los pantalones, y la grasa de la puerta del carro siempre se pega en la manga de la chaqueta.

Cuando este tipo de accidentes ocurre en casa, donde los quitamanchas están a su alcance, Ud. puede identificar el sitio donde se produjo la mancha y hacer un tratamiento previo rápidamente con un rociador, o puede poner la prenda en remojo, o incluso la puede humedecer en un poquito de detergente. Estos tratamientos pueden ayudar a prevenir que la mancha se haga permanente.

Desafortunadamente, la mayoría de las manchas, y las marcas de suciedad, se producen fuera de la casa. Llevar consigo una barrita quitamanchas o una toallita húmeda pretratamiento, le permite aplicar el tratamiento tan pronto como se produzca la mancha. Para cerciorarse de cubrir el área completa, utilice movimientos superpuestos y cubra un área más grande de la que considere necesaria. Aunque Ud. no lo crea, el agua carbonatada elimina las manchas de vino tinto y de tallarines rojos y, por lo general, se puede conseguir agua carbonatada en restaurantes.

Si usted no está en casa y no tiene un producto de tratamiento previo consigo para tratar la prenda inmediatamente, a continuación, le ofrecemos algunas sugerencias para tratar manchas después de que hayan ocurrido. Las manchas que se han endurecido en la tela pueden ser ubicadas mediante el sentido del tacto cuando llegue a casa. Algunas manchas son difíciles de identificar mediante el tacto. Cuando ocurren este tipo de manchas, preste mucha atención a la ubicación de la misma—¿se produjo cerca de un botón o de alguna otra característica que le ayude a ubicarla? Si tiene consigo un imperdible resistente a la corrosión, colóquelo en el centro de la mancha para que sea fácil de encontrarla cuando esté listo para aplicar el quitamanchas. Siempre ponga más quitamanchas del que necesite, a menos que tenga suficiente vista para ver claramente la mancha.

Las manchas producidas por el sudor y la suciedad diaria se deben tratar realizando siempre un tratamiento previo con un quitamanchas en rociador/aerosol; rocíe los cuellos; los puños de las camisas; la parte delantera de las camisas, blusas, pantalones y faldas; y todas las áreas susceptibles al sudor. Si lava todas las prendas de vestir cada vez que las usa y utiliza este tratamiento previo, evitará que se produzcan la mayoría de las manchas permanentes. Se recomienda que siempre lave todas las prendas del mismo conjunto juntas, para que todas las prendas se mantengan del mismo color. Con el tiempo, el lavado va destiñendo los colores, especialmente los colores oscuros. Para prevenir que los colores, como el rojo y el morado, se corran y destiñan las otras prendas, lave todas las prendas nuevas por separado en agua fría, y agregue una taza de vinagre blanco al agua. El vinagre fijará el color rojo en la parte adecuada de la prenda y evitará que los cuellos o puños blancos adquieran una tonalidad rosa.

Antes de realizar estos tratamientos, asegúrese de leer las recomendaciones de limpieza del fabricante. Algunos tipos de tela, como la seda, la lana, y toda prenda marcada "limpieza en seco" se pueden estropear si se usan ciertos limpiadores. Etiquete las perchas (colgadores) de las prendas que tienen instrucciones de limpieza especiales y acuérdese de siempre volverlas a colgar en la misma percha. Puede colgar las instrucciones de limpieza con la prenda o, si prefiere, puede mantener una lista aparte en otro lugar.

Cómo separar la ropa sucia antes de lavarla

Las personas mayores que han perdido la vista o se han quedado ciegos recientemente hallan que lo más frustrante de lavar la ropa es separarla. Procure usar dos cestas o bolsas para separar la ropa clara de la oscura. El saber cuáles prendas son oscuras y cuáles son claras y separarlas diariamente, le ahorrará tiempo el día que lava la ropa y, además, evita accidentes, como terminar con una camisa rosa en vez de blanca. El usar un imperdible para mantener emparejados los pares de calcetines (medias) o usar organizadores de calcetines, los cuales se pueden obtener a través de empresas especializadas, antes de ponerlos en la cesta de la ropa sucia, prácticamente le garantiza que tendrá los pares de calcetines adecuados juntos cuando los saque de la secadora. Si usted tiene varios pares de calcetines de color marrón, azul marino y negro que son del mismo estilo, posiblemente hallará que es más conveniente lavar cada color en bolsitas de malla por separado. Incluso a las personas que tienen baja visión y que pueden separar visualmente las prendas claras de las oscuras, les resulta conveniente mantener separados los calcetines de color marrón, azul marino y negro. A algunas personas con baja visión les puede resultar difícil distinguir los colores pasteles, como azul y verde o rosa y amarillo; consecuentemente, el usar bolsas de malla puede ser beneficioso para mantener separados estos colores también.

A medida que desarrolla su sentido del tacto para identificar su ropa, poco a poco irá adquiriendo mayor confianza en sí mismo para separar la ropa oscura de la clara y para separar colores similares. Si no se siente seguro sobre algunas prendas, lávelas en agua fría y agregue una taza de vinagre al agua para evitar que algo rojo, por ejemplo, arruine otras prendas. Tal vez tenga tantas camisetas que le sea casi imposible marcar todas de una forma distintiva. No obstante, puede marcar solo aquellas que tienen el fondo blanco quitándoles las etiquetas de marca. Este sistema de marcado le ayudará cuando esté separando su ropa para lavarla.

Consulte la lista de Recursos de VisionAware al final de la lección para obtener más información sobre cómo separar la ropa sucia antes de lavarla.

Cómo organizar y medir los productos de lavandería

Tener todos los productos de lavandería debidamente etiquetados, organizados y ubicados en un lugar específico, también le ahorrará tiempo, y prevendrá errores, el día en que lava su ropa. El etiquetar los productos de lavandería es especialmente importante, puesto que muchos vienen empacados en el mismo tipo de recipiente que los limpiadores de baño y cocina. Confundir un rociador de tratamiento previo con un rociador para limpiar el inodoro, por ejemplo, podría ser un error muy costoso.

Antes de perder la visión, quizás utilizaba la tapa de un detergente líquido para medir la cantidad adecuada para cada carga. Ahora que ya no puede ver las marcas en la tapa, quizás le resulte más fácil utilizar tazas medidoras, las cuales usualmente se usan en la cocina. Si quiere, puede designar una taza medidora diferente para el tamaño de cada carga. Coloque el dedo índice en la parte superior de la taza medidora mientras vierte el detergente en la misma. Cuando siente que el detergente le toca el dedo, deje de verter. Si usted tiene visión útil, procure usar tazas medidoras de color contrastante. Al igual que es más fácil verter el café en una taza blanca, es más fácil verter el detergente en una taza medidora de color contrastante. Se recomienda que use una bandeja, en caso de que la taza medidora se desborde un poquito. Algunas personas con discapacidades visuales usan detergente en polvo porque les resulta más fácil sacar el detergente con una cuchara que verter la cantidad correcta de detergente en una taza.

Consulte la lista de Recursos de VisionAware al final de la lección para obtener más información sobre cómo medir los productos de lavandería.

Cómo adaptar la lavadora y la secadora

Aunque se incluyeron algunas sugerencias para el etiquetado en la Lección 9, a continuación, incluimos unas cuantas más. Quizás usted esté muy familiarizado con los ajustes de su lavadora y secadora y solo necesite etiquetar algunos. Por ejemplo, tal vez no necesite marcar la temperatura del agua o el tamaño de la carga, especialmente si cada ajuste solo requiere un clic del dial. Marque solamente los ciclos para el tipo de telas (como por ejemplo, "delicado" o "planchado permanente") que realmente use. Utilice técnicas similares para su secadora. La forma en que marca sus máquinas depende de sus preferencias. Una línea delgada de cinta aislante o un punto en relieve en cada ajuste puede ser suficiente, si se puede recordar lo que cada marca representa. Una letra en relieve al extremo final de cada línea (como por ejemplo, una P para "planchado permanente" y una D para "delicado"), le podrían ayudar a recordar. Si tiene baja visión, use letras y cinta adhesiva contrastante. Si su área de lavandería no está bien iluminada, mejore la iluminación mediante la instalación de luces de tubo fluorescentes u otro tipo de iluminación dirigida sobre la lavadora y secadora.

Si tiene electrodomésticos de carga frontal, de bajo consumo, con muchos controles digitales, quizás pueda o no pueda operarlas de forma autónoma, aun cuando reduzca el número de controles que realmente usa. En general, es algo difícil hablar sobre estas máquinas porque los paneles electrónicos varían mucho de una marca a otra y de un electrodoméstico a otro. Dependiendo de cuánta visión tenga usted, estas máquinas se pueden o no adaptar para que sean accesibles para personas con discapacidad visual.

Algunos modelos hacen un sonido audible cuando se cambia de un ajuste a otro, mientras que otros no hacen ningún ruido. Algunos modelos regresan automáticamente al ajuste de "normal" cuando termina de lavar una carga de ropa, mientras que otros no lo hacen. Los modelos audibles que siempre vuelven automáticamente al ajuste de "normal" cuando termina de lavar una carga de ropa pueden ser operados por personas con visión limitada. Es casi imprescindible que un profesional de rehabilitación visual evalúe sus máquinas y le instruya cómo usarlas en base al estado actual de su vista.

Ahora que su ropa está separada y le ha hecho un tratamiento previo contra las manchas y sus máquinas están debidamente marcadas, a continuación, le proporcionaremos algunos consejos útiles que puede utilizar para lavar la ropa. Coloque una toalla o una sábana vieja enfrente de la lavadora y secadora en caso de que se le caiga alguna prenda mientras mete o saca la ropa de las máquinas. Explore sistemáticamente con las manos el tambor de las máquinas para asegurarse de que estén vacías antes de agregar la ropa. Repita este proceso cuando saque la ropa de las máquinas. Explore táctilmente la toalla o sabana que puso en el piso para verificar que no se le haya caído ninguna prenda antes de cerrar la puerta de la lavadora o secadora.

En la Lección 4 se habló sobre algunas herramientas que pueden serle útiles mientras que lava la ropa. Cuando quiera seleccionar el ajuste deseado en una máquina que utiliza diales, utilice la siguiente coordinación mano-a-mano: coloque un dedo índice sobre la línea o punto en relieve del ajuste deseado; luego gire el dial y alinee el apuntador con su dedo índice. Practique sus habilidades auditivas prestando atención muy detenidamente al sonido que hace la máquina cuando termina de llenarse o cuando deja de centrifugar. Con suerte, la secadora tiene un timbre fuerte que le deja sabe cuándo el ciclo ha terminado. No se olvide de limpiar el filtro de pelusa de su secadora; es fácil de olvidarse cuando no se ve.

Consulte la lista de Recursos de VisionAware al final de la lección para obtener más información sobre cómo adaptar una lavadora o secadora.

Cómo comprar máquinas nuevas

Cuando necesite comprar una lavadora o secadora nueva, examine detenidamente los diales y el funcionamiento de la máquina para asegurarse de que Ud. la pueda usar de forma autónoma. En algunas máquinas, por ejemplo, los apuntadores en los diales están por debajo un protector de plástico; consecuentemente, es imposible identificarlos táctilmente. Como se mencionó anteriormente, muchos de los modelos de bajo consumo son imposibles de adaptar con etiquetas para la accesibilidad. ésta es una de esas ocasiones en la que es muy útil tener una persona vidente que realmente entienda sus necesidades. Esta persona le puede describir los paneles de las diferentes máquinas y puede hacer que Ud. las pruebe antes de comprarlas. La revista AccessWorld de la Fundación Americana para Ciegos (American Foundation for the Blind) publica reseñas sobre la accesibilidad de una amplia variedad de electrodomésticos, tanto grandes como pequeños. En el artículo titulado "Una encuesta general sobre la accesibilidad de los electrodomésticos para el hogar" (An overview Survey of Home Appliance Accessibility) publicado en AccessWorld se comparan algunas lavadoras y secadoras electrónicas y no electrónicas. Aparentemente, las máquinas menos caras son más accesibles.

Consulte la lista de recursos de VisionAware al final de la lección para leer el artículo sobre la accesibilidad de los electrodomésticos para el hogar de AccessWorld.

Cómo adaptar las habilidades para planchar

Si está pensando que no mucha gente plancha su ropa en la actualidad, tiene toda la razón. Las telas sintéticas y de planchado permanente hacen que el planchar la ropa sea cada vez menos necesario. No obstante, a algunas personas les encanta usar ropa que sea de 100% algodón o de lino. A otras les gusta cómo se siente y se ve la ropa bien planchada. A todos se nos olvida, de vez en cuando, sacar la ropa de la secadora enseguida. El planchar es una habilidad que posiblemente quiera dominar, aun si no necesita usarla regularmente.

Aun cuando haya planchado mucho, posiblemente nunca les prestó mucha atención a las diferentes partes de la plancha misma. Dedíquele unos cuantos minutos a la plancha ahora; examínela ya sea de forma táctil o visual. Observe cómo están organizados los controles de temperatura. Si Ud. tiene baja visión, ¿puede identificar los diferentes ajustes? Algunas planchas tienen controles similares a la esfera de un reloj. Por ejemplo, el ajuste para "delicado" está a la 1:00 y el ajuste para el "algodón" está a las 6:00. Posiblemente se pueda memorizar las posiciones de los ajustes. Marque solo los que necesite. Encuentre el depósito de agua y preste atención sobre cómo llenarlo. Note especialmente la ubicación del cable en relación al mango. ¿Está ubicado en la base del mango o a su lado derecho o izquierdo? En la mayoría de las planchas nuevas, el cable está ubicado en la base del mango.

Para personas videntes, las planchas sin cable son fantásticas—simplemente las agarran por el mango y empiezan a planchar. No tienen ningún cable que interfiera con lo que están haciendo. Sin embargo, para la mayoría de las personas con impedimentos visuales, esta ventaja se convierte en desventaja. Ninguna persona con visión periférica limitada, o con pérdida de visión central, o con mala visión en general debería jamás extender la mano al aire por ningún motivo, mucho menos para agarrar una plancha. Aun cuando no se queme, corre el peligro de tumbar la plancha, y aun peor, de tirarla al piso. Más adelante en esta sección se explicará en mayor detalle la técnica adaptativa para ubicar una plancha caliente y la ventaja de tener una plancha con cable. Por ahora, sepa que puede deslizar la mano por el cable hasta ubicar la plancha. Normalmente, el cable está ubicado en un lugar que no está orientado hacia la superficie caliente; consecuentemente, si desliza su mano por el cable, puede ubicar el mango sin peligro de quemarse.

En el pasado, posiblemente ponía la plancha sobre la tabla de planchar antes de llenar el depósito de agua. Para evitar regar el agua sobre la tabla de planchar o en el piso, coloque la plancha sobre una bandeja en la mesada y utilice un embudo o una taza medidora para llenar el depósito. En ciertos depósitos cabe hasta un tercio de taza de agua, y en otros hasta media taza. Si utiliza el tamaño de taza correcta, podrá llenar el depósito completamente sin regar agua. Una vez que el depósito esté lleno, seleccione la temperatura deseada antes de enchufar la plancha. Tenga cuidado cuando cambie la temperatura de una plancha caliente. Usualmente, no hay mucho espacio entre el mango, el regulador de temperatura y la placa de metal caliente de la plancha.

Por razones de seguridad, a menos que su tabla de planchar tenga una bandeja resistente al calor incorporada, ponga la plancha en una mesada o mesa, en vez de en la tabla de planchar misma. Muchas tablas de planchar se tambalean, y si tropieza la tabla de planchar con el brazo o pie podría tirar la plancha, si la ha puesto en la tabla de planchar y no la está usando en ese instante.

Mantenga presente las siguientes sugerencias al momento de comprar una tabla de planchar nueva y al planchar.

  • Elija una tabla de planchar que tenga barras transversales de 12 a 14 pulgadas (30,5 -35,5 cm) incorporadas entre los extremos de las patas. El ancho ayudará a estabilizar la tabla de planchar, cuya parte superior es bastante pesada en relación a la parte inferior.
  • Si tiene baja visión, las prendas serán más fáciles de ver si usa una cubierta de color sólido (no estampado), ni muy claro ni muy oscuro.
  • Coloque la tabla de planchar sobre pisos de madera o de baldosa; evite poner la tabla sobre pisos con alfombra o moqueta.
  • Si tiene baja visión, asegúrese de tener la mejor iluminación posible en su área de trabajo y reduzca al mínimo las sombras. Algunas veces, las luces de techo producen que su cuerpo haga sombra sobre su área de trabajo, lo cual reduce la cantidad de luz que necesita. Otros tipos de iluminación pueden producir resplandor y causar molestias visuales.

Técnicas adaptativas para planchar

Algunas de las sugerencias que presentamos aquí le resultarán familiar a aquellas personas que han planchado mucho a lo largo de sus vidas; el propósito de incluirlas es proporcionar una secuencia del proceso. Practique primero usando una plancha fría. Aunque todavía tiene la memoria muscular para planchar, lo más probable es que se sienta más cómodo si trabaja con una plancha fría hasta que adquiera confianza.

A menos que su tabla de planchar tenga incorporada una bandeja resistente al calor para la plancha, abra la tabla asegurándose de que la parte ancha quede cerca de una mesada o mesa. Coloque la plancha de forma vertical sobre la mesa, mesada o bandeja resistente al calor de la tabla de planchar, con el mango dirigido hacia la tabla de planchar y la placa de metal en dirección opuesta a la misma. A lo largo de este proceso, la plancha deberá siempre colocarse de esta forma cuando no la esté usando. El cable deberá enchufarse en un tomacorriente que mantenga el cable fuera del camino de sus pies para evitar que se tropiece con él o que se le enrede en los pies. Considere poner, en el extremo de la tabla de planchar, algún artefacto que prevenga que el cordón toque el piso.

Practique los siguientes pasos para ubicar la plancha de forma segura. Deslice el dorso de su mano dominante por el borde de la mesada. Cuando su mano toque el cordón, vaya tanteando el cordón en dirección hacia arriba y agarre el mango de la plancha cuando llegue a él. Haga esto varias veces para adquirir confianza. Si su tabla de planchar viene con una bandeja resistente al calor incorporada, entonces, deslice su mano por el borde de la tabla de planchar hasta que ubique el cordón, y luego vaya tanteando el cordón hacia arriba para ubicar el mango. Cuando ponga la tabla en su lugar designado, explore la mesada con su mano no dominante para asegurarse de que haya suficiente espacio para la plancha. Para cerciorarse de que coloca la plancha a varias pulgadas de distancia del borde de la mesa o mesada, coloque su antebrazo a lo largo del borde de la superficie y coloque la plancha sobre el lado opuesto de su antebrazo.

Seguramente tendrá la costumbre de aplanar las arrugas de la ropa antes de plancharla. Utilice una funda de almohada o artículo plano semejante para practicar. Cuando extienda el articulo para aplanar las arrugas, preste atención a cómo se siente. ¿Puede notar cuándo el articulo está plano y más liso?

Practique los siguientes pasos con la plancha fría varias veces antes de conectarla y encenderla.

  • Utilice el patrón de rejilla y movimientos superpuestos para planchar una sección de la prenda.
  • Permita que el área planchada se enfríe un poco; luego utilice su sentido del tacto para verificar si el área está lisa. Si es así, continúe a la próxima sección de la prenda.
  • Siempre vuelva a poner la plancha en su lugar designado antes de acomodar la prenda.

Después de practicar varias veces con la plancha fría, comience a planchar con la plancha a baja temperatura y vaya aumentando la temperatura gradualmente cada vez que practique. Repase las técnicas para enchufar los electrodomésticos presentadas en la Lección 14.

Probablemente, para asegurar la prenda, tenga la costumbre de agarrar el extremo de la prenda con su mano no dominante mientras plancha. Ahora que su condición visual no es tan buena, es importante que sea más cauteloso y tenga más cuidado de no acercar demasiado la plancha a su mano no dominante, como lo hacía cuando la condición de su vista era mejor. Algunas personas se ponen un guante en la mano no dominante para mayor protección.

Aprender a depender total o parcialmente de sus otros sentidos puede sentirse raro. Posiblemente le tome algo de tiempo sentirse cómodo con las técnicas que se han descrito en esta lección y a confiar en su sentido del tacto para evaluar su trabajo. Con el tiempo, el miedo a la plancha caliente se irá menguando; no obstante, continúe siendo cauteloso y preste mucha atención mientras plancha.

Para no tener que planchar tanto, cuando saque la ropa de la secadora, rocíe las prendas con un producto quitaarrugas y sacúdelas, esto eliminará las arrugas. Además de los quitaarrugas en aerosol, hay vaporizadores de prendas, y otros dispositivos quitaarrugas, que sirven para alisar la ropa sin necesidad de usar la plancha. Búsquelos en línea o en su almacén más cercano.

Consulte la lista de Recursos de VisionAware al final de la lección para obtener más información sobre cómo usar la plancha.

Cómo poner botones y arreglar dobladillos

El objetivo de esta sección es ofrecer algunas técnicas adaptativas para organizar artículos de costura, enhebrar agujas, poner botones y realizar reparaciones menores, tales como arreglar un dobladillo. Es buena idea tener un costurero que tenga muchos compartimientos para organizar y marcar los hilos, tener una variedad de agujas y enhebradores, poner los botones extras que vienen con la ropa nueva, guardar estabilizadores, alfileteros, cintas métricas adaptadas, alfileres, imperdibles, dedales, tijeras y una regla con imán incorporado (para encontrar alfileres y agujas que se le hayan caído), todo en un solo lugar.

Comience un proyecto de costura organizando sus materiales en una bandeja. Ponga un estabilizador de agujas, como por ejemplo, un corcho grande o una barra del jabón envuelta en tela, en el centro de la bandeja. Coloque el alfiletero, con muchos alfileres y diferentes tipos de agujas, en una esquina de la bandeja; los botones en otra esquina; el hilo y el enhebrador en la tercera esquina; y las tijeras en el lado derecho de la bandeja, si usted es diestro. Cuando quiera alcanzar el hilo, una aguja, un botón o el enhebrador, deslice la mano a lo largo de la parte exterior de la bandeja hacia la esquina designada para ubicar lo que necesita. Tenga mucho cuidado cuando quiera alcanzar las tijeras – agarre las tijeras por los anillos. Siempre vuelva a poner las tijeras en su lugar designado con las cuchillas cerradas.

Cómo enhebrar una aguja

Aunque existen varios métodos para enhebrar agujas, esta lección describirá un método para enhebrar agujas comunes y otro para enhebrar agujas autoenhebrantes.

Cómo usar un enhebrador de hilo dental

El primer método describe cómo utilizar un enhebrador de hilo dental para enhebrar una aguja común. El enhebrador de hilo dental es un dispositivo que se usa para los frenos dentales y las dentaduras postizas. Vienen en cajitas rectangulares con 15 o más enhebradores por caja. Se encuentran en tiendas y farmacias en la sección de cuidado bucal.

Este pequeño dispositivo es una cuerdita con un círculo en uno de los extremos. Si tiene buena imaginación, puede imaginárselo con una pequeña raqueta de tenis sin encordado. Este método no funciona con agujas de ojos pequeños.

Siga los siguientes pasos para utilizar un enhebrador de hilo dental para enhebrar una aguja estándar:

  1. En el centro de su bandeja, coloque una barra de jabón envuelta en un trozo de tela fina sujetada con una bandita elástica o con dos o tres alfileres en la parte de atrás. También puede usar un corcho grande que mida aproximadamente tres por una pulgadas (3 x 1 in) [7,5 x 2,5 cm]. Si tiene algo de visión útil, envuelva el jabón con una tela oscura que haga contraste con la aguja plateada. El jabón actuará como estabilizador de la aguja mientras la enhebra.

  2. Retire una aguja común del alfiletero, preferiblemente una que tenga el ojo bastante grande.

  3. Examine la aguja cuidadosamente con sus dedos y visualice la forma.

  4. Ubique el ojo de la aguja: sostenga el extremo no puntiagudo entre sus dedos índice y pulgar y dele vueltas entre los dedos. Dos lados de la aguja se extienden ligeramente. Los lados más anchos indican la ubicación del ojo. Practique esta técnica hasta que pueda diferenciar los lados. Sea paciente, especialmente si su visión es limitada. Esta tarea requiere habilidades táctiles bien desarrolladas. Si tiene baja visión, una lupa colgada del cuello le puede proporcionar el aumento necesario para ver el ojo de la aguja. Hay también lámparas con lupas incorporadas que puede usar.

  5. Inserte el extremo puntiagudo de la aguja en el centro del jabón o corcho. Asegúrese de que el ojo de la aguja esté dirigido hacia su derecha o izquierda, es decir, que no mire hacia usted. El jabón o el corcho estabilizará la aguja, dejándole las manos libres para que pueda enhebrarla. El jabón también mantendrá la punta de la aguja puntiaguda.

  6. Con los dedos índice y pulgar de la mano dominante, agarre el enhebrador de hilo dental por el extremo opuesto al círculo. Mientras más cerca del extremo lo agarre, más fácil le será insertarlo en el ojo de la aguja.

  7. Con los dedos índice y pulgar de la mano no dominante, cree una prensa alrededor del ojo de la aguja. Luego, inserte la punta del enhebrador, que tiene entre sus dedos índice y pulgar, en el ojo de la aguja, hasta la base del círculo. Esto permitirá que el enhebrador cuelgue, sin que se caiga del ojo, mientras que se prepara para tirar del hilo a través del círculo.

  8. Desenrolle un trozo largo de hilo del carrete y pase por el círculo del enhebrador por lo menos tres pulgadas (7,5 cm) de hilo. Agarre la punta del enhebrador, pásela por el ojo de la aguja y tire completamente de ella a través del ojo; tire de la punta y continúe tirando hasta que las tres pulgadas de hilo hayan cruzado por el ojo de la aguja y el hilo se libere del círculo.

  9. Puede cortar el hilo del carrete antes de hacer el nudo, o si prefiere, no lo tiene que cortar hasta que haga el nudo.

Agujas autoenhebrantes

Demostración de aguja autoenhebranteó

Las agujas autoenhebrantes se llaman así porque no necesitan enhebradores. En vez de estar cerrado, el ojo tiene una pequeña ranura en forma de V. Puede tentar con el dedo para ubicar esta ranura en forma de V en la parte superior de la aguja; sentirá los dos puntos no puntiagudos de la V. El hilo se coloca en esta ranura y se tira hacia abajo para enhebrar la aguja. Cuando tira del hilo hacia abajo a través de la ranura, el hilo se encaja de forma segura en un pequeño agujero redondo, el cual sirve de ojo. Este tipo de aguja es bastante fácil de usar, pero quizás le quiera pedir a una persona vidente para construya un modelo táctil de papel grueso o cartulina para que pueda sentir la forma.

Coloque la punta de la aguja autoenhebrante en el estabilizador con el agujerito mirando hacia su izquierda y derecha. Desenrolle varias pulgadas de hilo. Con los dedos pulgares y los dedos índice, agarre el hilo por la mitad con ambas manos separadas a aproximadamente una pulgada de distancia. El hilo entre las manos debe estar bien tenso. Coloque el hilo tenso en la ranura en forma de V y tire hacia abajo. Deberá sentir y escuchar cuando el hilo se encaja en el agujerito. Una los dos extremos del hilo y haga un nudo.

Si acostumbraba usar ambas manos para hacer el nudo, posiblemente le resulte difícil hacerlo de esa forma sin el sentido de la vista; por lo tanto, va a necesitar una técnica alternativa. Sujete ambos extremos del hilo en una mano entre los dedos pulgar e índice. Enrolle el hilo alrededor del dedo índice por lo menos tres veces. Frote o ruede el hilo hacia la punta del dedo índice con la primera coyuntura del dedo pulgar. Esto "enredará" el hilo a medida que rueda fuera del dedo. Sujete el hilo enredado entre los dedos pulgar e índice y tírelo en sentido contrario de la aguja para formar un nudo.

Consulte la lista de Recursos de VisionAware al final de la lección para obtener más información sobre cómo usar una aguja autoenhebrante.

Cómo poner botones

¿Qué proyecto quiere realizar? ¿Qué está reemplazando, el botón de la cintura de un par de pantalones vaqueros o el botón de en medio de una camisa? ¿Tiene el botón original o el botón extra que vino con la prenda? O tal vez tenga que buscar un botón igual en su costurero. ¿Tiene el botón dos agujeros, cuatro o es un botón de caña? Ciertamente, existen numerosos tipos de botones, pero en esta lección solo hablaremos de estos tres tipos. Por último, ¿tiene el color de hilo que necesita? ¿Ha organizado los carretes de hilo y etiquetado los colores? Los hilos de poliéster de calidad son más fáciles de usar que los de algodón. Cuestan un poco más, pero se deshilachan menos que los de algodón barato.

Poner botones puede ser más fácil de lo que piensa, sobre todo los botones de dos agujeros o los de caña. Si Ud. tiene práctica cosiendo, entonces ya está acostumbrado a coser de la parte interior de lo que está cosiendo sin mirar. Para mantener el botón en su lugar, deberá cubrir los agujeros con el dedo pulgar o un dedal. Dos consejitos le pueden ayudar. Busque la ubicación original del botón que falta tanteando y buscando hilos sueltos, huequitos o material gastado por el frote del ojal. Haga la primera puntada sin el botón. Tire del hilo a través de la tela totalmente; luego pase la aguja por uno de los agujeros del botón. Ahora el botón está en su lugar, antes de que usted comience a coser. Si el botón que falta estaba en el medio de una camisa, abotone la camisa para alinear todos los ojales. Luego, tire de la aguja e hilo a través de la tela y del ojal donde falta el botón. Cuando desabotone la camisa, la aguja y el hilo estarán exactamente donde necesitan estar para poner el nuevo botón.

Quizás quiera practicar en retazos de tela para desarrollar su confianza y volver a desarrollar o fortalecer su memoria muscular. Si el botón que necesita poner es pequeño, entonces, la práctica puede ser especialmente importante.

Cómo reparar los dobladillos

Muchas de las adaptaciones que hemos cubierto en esta sección son las mismas que se necesitan para reparar los dobladillos: preparar una bandeja con todos los materiales necesarios; escoger el hilo adecuado que combina con la prenda; enhebrar la aguja. Al igual que hacía cuando tenía su visión intacta, todavía necesita medir la distancia entre las puntadas con su dedo pulgar. Todavía necesita agarrar el borde del dobladillo y el lado revés de la prenda con la aguja. Reiteramos, lo más probable es que Ud. ya haya realizado todas estas acciones anteriormente sin el uso de la visión; con la práctica, podrá dominar esta tarea.

Consulte la lista de Recursos de VisionAware al final de la lección para obtener más información sobre la costura.

Alternativas

Los botones se van a caer, los dobladillos se van a soltar, las costuras se van a descoser, pero quizás Ud. no quiera hacer todas estas reparaciones Ud. mismo. Un sastre o una costurera puede hacer alteraciones, reparaciones y poner botones. Por lo general, las tintorerías tienen una costurera y ofrecen estos servicios. Usualmente, obtener estos servicios en una tintorería es más económico que emplear los servicios de un sastre profesional en un negocio independiente. Tal vez quiera intercambiar servicios con algún amigo o familiar.


Controles de aprendizaje

¿Cuál de las siguientes técnicas adaptativas no requiere añadir algo a la prenda?

  1. Etiquetas de letra grande y Braille
  2. Organizador de calcetines
  3. Quitar las etiquetas de marca
  4. Imperdibles resistentes a la corrosión

Respuesta: c

¿Cuáles dos artículos son fáciles de usar para darle un tratamiento previo a una mancha cuando esté comiendo fuera?

  1. Toallitas húmedas pretratamiento
  2. Una pequeña cantidad de detergente humedecido
  3. Agua carbonatada
  4. Un imperdible para marcar el lugar de la mancha

Respuesta: a y c

¿Cuáles técnicas para separar la ropa ayudan a lavarla de forma más eficiente?

  1. Poner toda la ropa en una sola cesta para poder transportarla fácilmente
  2. Utilizar dos cestas, una para la ropa oscura y otra para la ropa clara
  3. Sujetar los pares de calcetines con un imperdible antes de ponerlos en la cesta
  4. Quitarles las etiquetas de marca a las camisetas de color

Respuesta: b, c y d

Si usted tiene visión baja, ¿cuáles técnicas para la baja visión le pueden ayudar mejor a usar su lavadora y secadora de forma más eficiente?

  1. Tazas medidoras de color contrastante
  2. Iluminación dirigida
  3. Marcar los ajustes con letras grandes
  4. Marcar los ajustes con puntos trasparentes en relieve

Respuesta: a, b y c

¿Cuál de las siguientes prácticas de seguridad se deben de seguir al planchar?

  1. Usar un embudo y una taza medidora del tamaño adecuado para llenar el depósito de agua de la plancha
  2. Colocar la plancha en posición vertical en el extremo de la tabla de planchar cuando no se esté usando
  3. Usar una plancha sin cable para evitar tropezarse con él
  4. Seleccionar la temperatura de la plancha antes de enchufarla

Respuesta: a y d

¿Cuáles artículos no asociados a la costura se recomendaron para que coser a mano sea más fácil?

  1. Un recipiente con muchos compartimientos para organizar botones, alfileres, agujas, hilo, etc.
  2. Un corcho grande o barra de jabón para estabilizar la aguja y mantener ambas manos libres para enhebrarla
  3. Cinta métrica adaptada
  4. Enhebradores dentales para frenos y dentaduras postizas para ser usados como enhebradores de aguja.

Respuesta: b y d

Haga clic aquí para regresar al comienzo de la lección.


Recursos de VisionAware

Los siguientes enlaces le llevarán a los recursos en línea proporcionados por VisionAware, los cuales respaldan esta lección. Tenga en cuenta que la información incluida en estos enlaces podría ir más allá del alcance de esta lección o de este curso.

Cómo separar la ropa para personas con baja visión

Cómo medir el detergente teniendo pérdida de visión

Cómo adaptar los ajustes de la lavadora y secadora

Revista AccessWorld: Una encuesta general sobre la accesibilidad de los electrodomésticos para el hogar

Consejos para planchar para personas que son ciegas o tienen deficiencias visuales

Cómo usar agujas autoenhebrantes

Costura y bordado


Por favor, denos sus comentarios sobre las Lecciones para vivir con pérdida de visión



services icon Directory of Services

Join Our Mission

Help us expand our resources for people with vision loss.